El objetivo era salvar a los ilustres eternizados en México de enfermedades crónicas y/o pulmonares.